miércoles, 14 de diciembre de 2011

¿Un cubito de hielo?... o ya está frío?


El descubrimiento de que un whisky encontrado enterrado bajo metros de hielo durante más de cien años se hallaba en perfecto estado, es sólo una parte de la noticia y quizás y a pesar de su peso científico ésta parte pierda interés mediático ante la que publicite la venta de un nuevo-viejo tipo de whisky surgido del análisis de una mezcla escondida durante un siglo de gélido estacionamiento.

El descubrimiento y las pruebas recientes

La caja conteniendo varias botellas de whisky escocés fue encontrada en el 2006 bajo varios metros de hielo antártico en el sitio donde el explorador irlandés Ernest Henry Shackleton instalara su base de operaciones hace más de un siglo.

Los científicos neozelandeses que hicieron el descubrimiento estudiaron cómo, y lograron extraer las cajas utilizando excavadoras especiales para taladrar el hielo sin dañar el preciado tesoro.

La caja fue llevada a Nueva Zelanda donde, en una habitación especialmente acondicionada del Museo de Canterbury en la ciudad de Chistchurch fue abierta después de un controlado proceso de descongelación.

El contenido más que sorprendente por el estado en que se encontró: once botellas de la marca McKinlay Co. destilado en 1896, envueltas en el papel y paja con que se protegieron durante el viaje que Shakleton emprendió en 1907 al frente de la expedición Nimrod y a pesar de las bajas temperaturas de más de treinta grados negativos, en estado líquido.
Para leer más sobre ¿Un cubito de hielo?... o ya está frío? pincha AQUÍ

No hay comentarios: